Peligros de las micosis originadas en libros almacenados / Por: www.siicsalud.com

Bucaramanga, Colombia Las micotoxinas podrían ser la causa de diversas afecciones respiratorias, en particular de la llamada «enfermedad del libro viejo» [Journal of Clinical Epidemiologyl.

El doctor Fidias E. León S., médico invitado de la Universidad de Kagoshima, en el Japón, pasa revista a las posibles causas de enfermedades provocadas por microbios que tienen su hábitat en el papel impreso. Menciona un trabajo anterior en el que, a propósito de la probable contaminación de los libros que constituyen el patrimonio de las bibliotecas públicas por microorganismos patógenos se llegaba a la conclusión de que los libros no representan fuentes de riesgo para los seres humanos que entran en contacto con ellos, pues la única bacteria que se desarrolla en ese medio es el Staphylococcus epidermidis.

El doctor León opina que, si las bacterias no son un peligro, sí pueden serlo los hongos, que logran desarrollarse con facilidad en ambientes húmedos y cerrados. Las toxinas producidas por algunos de ellos pueden desencadenar reacciones agudas o crónicas, que pueden llevar a ser mortales, dice. Algunos estudiosos han atribuido a las micotoxinas, informa, patologías tales como la «enfermedad del libro viejo» o el «síndrome del edificio enfermo». Asimismo se cuenta con antecedentes recientes de que la inhalación de las ocratoxinas, presentes en los graneros no ventilados, origina insuficiencia renal aguda.

Por otra parte, las micotoxinas anheladas parecen ser la causa probable de cánceres pulinonares en ciertas poblaciones mineras, que deben desarrollar su trabajo en ambientes cerrados.

En desacuerdo con la opinión sustentada por los anteriores investigadores, el médico colombiano opina que, puesto que tanto bacterias como hongos se encuentran con frecuencia en el polvo orgánico, y que no se ha definido aún un método adecuado para evaluar la contaminación de los libros, es de interés encaran nuevos estudios que permitan, sobre todo, evaluar el poder de los libros para producir micotoxinas, y establecer la manera de proteger adecuadamente a quienes los manipulan a diario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: