CAMINATA / Alberto Calderón P.

Que camino depara la palma de tus manos, te mueves entre vegetales de duro tallo, mirada sabia de ojos que llaman, pisas el pasto al amanecer, a donde van esas hermosas piernas dejando estrellas en vez de huellas, sigues la ruta de tus senos que acarician el viento, el fuego del candil de esa cintura provoca un tambor batiente, una hoja de otoño toca tu puerta acompañada de un lirio y un jazmín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: